Guayabo

Cómo Quitar el Guayabo

 ¿Cómo quitar el guayabo?

es una pregunta que nos hacemos después de una noche larga de copas. Comer antes de irse a dormir «hace tapón» y ayuda a eliminar el alcohol de las últimas copas. La leche, el tomate y una cerveza para desayunar solo empeoran las cosas. Y aunque al día siguiente nos apetezca una hamburguesa… el estómago nos agradecerá un puré de calabaza.

Una cervecita antes: tres copas de vino durante la cena y dos gintonics después. Al despertar nos espera una suerte de travesía por el desierto, una jornada larguísima de malestar general, dolor de cabeza, estómago irritado… Una mala gana contra la que se han probado todo tipo de remedios: desde una sopa de callos picante hasta el famoso Bloody Mary de las películas, un pelotazo de vodka y zumo de tomate que no es más que un parche momentáneo que en dos horas adquiere la trayectoria del boomerang. No hay trucos de magia ni pócimas caseras que nos ahorren la penitencia. Pero sí una serie de consejos lógicos y médicos que nos ayudarán a saber como quitar el guayabo y harán más llevadera la resaca y ayudarán al estómago a recuperarse antes del exceso.

Vitamina B

«Tras una ingesta excesiva de alcohol el cuerpo necesita vitamina B. Está en muchos alimentos pero no en la cantidad suficiente que necesitamos en ese momento. Un suplemento en forma de pastillas o inyectables ayuda a metabolizar el alcohol, contribuye a que se degrade en el organismo y se elimine más fácilmente. No está claramente demostrado que funcione al cien por cien, pero puede acortar los tiempos del malestar porque ayuda al hígado a hacer su trabajo. Cuando alguien ingresa con un coma etílico se le aplica altas dosis de vitamina B».

Hacer tapón antes de irse a dormir

 «Cuando llegamos a casa después de haber bebido hay parte del alcohol que todavía está en el estómago. Ese se puede ayudar a eliminarlo comiendo algo que nos haga de tapón. No una fabada, claro, o queso, que se tolera peor o salsas muy picantes de esas que te venden en un puesto en la calle de madrugada. Pero sí un bocadillito de jamón, un poco de pasta sin tomate ni guindilla, un bollo, un croissant, o simplemente un trozo de pan… Ni sofisticaciones dulces ni saladas, solo comidas básicas que ayuden a absorber el alcohol que está todavía en el estómago. Mucha gente se come una hamburguesa al día siguiente, pues mejor hacerlo esa misma madrugada, porque si han pasado cuatro o seis horas desde que hemos bebido la última copa el alimento no hará ese efecto de absorción».

Beber agua

Igual que comer antes de dormir, el agua va a actuar sobre el alcohol que esté todavía en el estómago, aunque ya no servirá de remedio para el que nos bebimos en la primera copa. Tomar agua antes de acostarse hace que el alcohol que aún no ha pasado del estómago se diluya y el cuerpo absorba menos cantidad. Así se consigue que esa copa a última hora no incremente más todavía nuestro nivel de alcohol en el cuerpo y el guayabo sea mayor.

Un paseo ayuda

«Darse un paseo largo antes de acostarse nos despeja y ayuda a metabolizar el alcohol. No hay que hacer ninguna actividad física exigente pero caminar mientras se come algo y se bebe agua es un tiempo ganado y nos evitará esa sensación de mareo que a veces se produce, como si la habitación diera vueltas».

Ni leche ni tomate

«En las películas antiguas los hombres salían bebiendo leche antes de acostarse y tras haber bebido. No funciona. De hecho, los adultos no toleramos bien la leche. Genera una especie de película en el estómago y en el momento en que la tomas puedes sentir un beneficio inmediato porque disminuye la sensación de irritación gástrica. Aunque tiene un efecto rebote y hasta nos puede provocar el vómito. Además, no evita que el cuerpo absorba el alcohol como lo hacen otros alimentos. Lo del tomate es otro mito pero no sienta especialmente bien. No es bueno porque es ácido y aumenta la irritación gástrica».

¿Una cerveza de desayuno? No, gracias

 La resaca es un síndrome de abstinencia. Por eso una pequeña cantidad de alcohol al levantarnos puede ayudar a mejorar ese síndrome, nos hace sentir bien pero no es recomendable. En ese momento te baja un poco la sensación de malestar pero luego la caída es mucho mayor. El alcohol tiene el mismo comportamiento que una droga dura, y aunque la gente diga que desayunar una cerveza o un Bloody Mary, como en las películas, ayuda a la resaca, es mentira. Luego te hará sentir peor.

La Coca-Cola Funciona para el Guayabo

Un vaso de Coca-Cola ayuda a hidratar el organismo y nos proporciona una dosis de azúcar. Sienta mejor si se le quita antes el gas.

Un Protector de Estómago

 El alcohol irrita el estómago, así que tomar un protector cuando uno sabe que va a beber más de la cuenta puede ayudar.

Peor si se Fuma

 «El tabaco empeora la tolerancia gástrica, afecta sobre todo al estómago y al día siguiente nos va a dejar un mal gusto en la boca».

¿Cuánto es mucho?: «La tolerancia es una cuestión individual, aunque está comprobado que las mujeres se emborrachan antes y metabolizan peor el alcohol. Eso es porque hay una enzima hepática que fracciona la molécula del alcohol en productos de desecho para eliminarlo por el riñón y ellas tienen esta enzima en menor cantidad que los hombres. No hay una cantidad establecida pero mucha gente sale a cenar y antes se toma una cerveza. Luego tres vasos de vino y, para acabar, dos gintonics. Bueno, pues eso es una resaca segura».

Lo importante de estos pasos para quitar el guayabo es que funcionan tanto como para el hombre como para la mujer.
Fuente: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002041.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *